viernes, 31 de enero de 2014

ACTIVIDAD "SUPERCUERPO" COMO NOVEDAD

Contextualizo un poquito:
                                                                        La novedad

"El lóbulo frontal se estimula, da signos de movimiento cuando se le muestra a los alumnos algo novedoso, sin embargo cuando se les enseña algo que ya conocen no se presenta actividad en el lóbulo frontal"

Estoy recordando la lectura que hice ayer sobre el lóbulo frontal, receptor y guía de la información, con el fin de conocer un poco más cómo estimular el cerebro. 

La novedad, es el recurso más adecuado para mantener la chispa de la curiosidad bien encendida.

Así que como ya le he mostrado las partes del cuerpo a mi pequeña, he decidido fabricar su cuerpo a tamaño real en goma eva y como el resultado y el recurso creo que va a ser provechoso, he decidido compartirlo por aquí.
De este modo os cuento como he hecho este Supercuerpo. Primero se debe contextualizar al peque sobre nuestro cuerpo, mostrarle en tarjetas tipo flashcard, los nombres de las partes del cuerpo. Además es bueno apoyarse en vídeos educativos de este tipo o el que más llame la atención a vuestros hijos.


video

Después podéis jugar a nombrar las partes del cuerpo. Y es en este paso donde necesité una doble de Olaya que se estuviera quieta... y entonces hice su Supercuerpo.


Como se puede apreciar tiene los órganos demasiado espaciados, pero esta actividad necesita que estén de este modo para poder tocar y ver en su totalidad cada uno de ellos. Además el hígado está pegado por un lateral, así se puede ver el estómago que está debajo.

La plantilla es el propio cuerpo de Olaya, puse debajo la goma eva y dibujé el contorno de su cuerpo.
Después fui pegando los órganos.
Este soporte nos sirve para conocer todo el cuerpo humano. Esta semana que viene, le mostraré el aparato respiratorio y luego iremos a su doble a ver dónde están los órganos del aparato respiratorio.


Aquí se muestra el detalle de la boca. 
Busqué en un libro de desplegables sobre el cuerpo humano y escaneé la boca, aquí la tenéis:


Luego dobláis a la mitad, ponéis encima el dibujo de unos labios y se abre y se cierra mostrando los dientes.
Pero la cosa no queda aquí... 

Vamos a realizar un experimento y a demostrar cómo funciona el aparato respiratorio. 
Os dejo un vídeo donde explica cómo hacerlo. Dependiendo de la edad del peque puede colaborar más activamente.

Yo siempre entiendo que no hay edad límite para las actividades. Los adultos tendemos a poner demasiados límites, pero eso ya es a gusto del consumidor.

video


Con esta actividad se lleva a cabo el aprendizaje a través de las vías de conocimiento más importantes, podemos denominarlo como ahora se lleva, inteligencias múltiples....

Visual.

Sensorial: la goma eva es muy suave y nos sirve para explicar más adelante la piel.

Musical: vídeo con la canción del cuerpo o cualquier otra que te inventes sobre el cuerpo.

Multilingüística: con la fabricación de este supercuerpo, no sólo os sirve para conocer su funcionamiento, que no es poco, sino también como soporte para aprender las partes del cuerpo en varios idiomas.

Creativa: la elaboración de este material con tu hijo es una actividad muy creativa e imaginativa donde la manualidad desarrolla también aspectos como la habilidad fina de sus manos. Siempre recuerdo que las manos son las herramientas del cerebro. 

Materiales: goma eva de colores, tijeras, pegamento y diversión para compartir con tus peques. !Ah¡ un poco de paciencia también que es la madre de la ciencia.

Espero que os haya gustado, si os animáis podéis enviar vuestros Supercuerpos a ver que tal han quedado. Olaya le gusta y le hago bailar con ella, se parte de risa.








sábado, 28 de diciembre de 2013

REFLEXIONES Y DESEOS 2014

Estos días y supongo que como la mayoría de personas que ven que se acaba el año, he ido reflexionando para mis adentros, sobre varias cuestiones existenciales.
Sopeso la labor de este año en el terreno de la estimulación temprana con Olaya, y me empuja a escribir los objetivos logrados y las destrezas adquiridas por mi parte. Y es que yo pensaba que la que no sabía nada era mi pequeña, a la que había que mostrarle todo lo posible, pero me he dado cuenta que la que menos sabía era yo,pues he aprendido mucho de ella a la hora de llevar a cabo esta tarea tan laboriosa y desconocida para muchos.

Cada semana de este 2013 hemos planeado un programa rico, lleno de áreas de conocimiento estimulantes: conocimos en el plano del Arte a pintores como Dalí, Picasso,Sorolla, Van Eick, Leonardo Da Vinci, etc con sus respectivas obras; en cuanto a la Geografía ya conocemos España y sus comunidades autónomas así como ciudades y accidentes geográficos más importantes. En el campo de la lectura ya reconocemos palabras en los libritos donde le cuento las rutinas de Olaya, en Inglés conocimos las partes de la casa con unos letreros, vemos vídeos educativos en inglés, seguimos la plataforma del Cpr Mérida del Método Doman, y decimos algunas palabras como apple, ball, hello, bye, y además entiende preguntas sobre su nombre y las partes del cuerpo, así como los colores, números, animales, días de la semana, meses del año...
En cuanto a la Música escuchamos cada mes de este 2013 a Mozart, Verdi, Bach, Grieg, Bizet, los cuales nos han acompañado como banda sonora a nuestras sesiones o como momento de relajación.

Además este año he tenido la suerte de encontrar a la Chica del Chelo, como me gusta llamarla en casa, pero es una gran profesional chelista formada en el Método suzuki, a la que estoy deseando tener dando clase a Olaya de Chelo. También tengo un aliado en este duro camino, Ricardo, padre Doman desde hace más tiempo que yo, al cual bombardeo de preguntas al tener más experiencia en estos asuntos. Si estás leyendo esto, ¡ Gracias! contigo el trayecto es menos desesperante.

Sumergida en esta labor, leyendo libros y métodos relacionados con el tema y poniéndolo en práctica con Olaya quiero dar las gracias a aquel libro "Sí, su bebé puede ser un genio" de Gleen Doman, por haber entrado en mi vida y hacer cambiar todos mis pensamientos como educadora y madre.
Este año falleció el autor, así que donde quiera que esté le doy las gracias por hacerme creer en mi hija y sus posibilidades.
 Tan solo en un año ha adquirido tales conocimientos mas los que no cuento, la Revolución pacífica de la que hablaba Doman parte de los hogares, ahora trastocados con una escala de valores inversa...

Sé que nadaremos a contracorriente en los años venideros, saliendo de la norma establecida, seremos moscas cojoneras e inoportunas que trastocarán lo normal y levantarán sentimientos impuros, pero a pesar de ser consciente de lo que se nos viene encima, seguiré enseñando a mi hija todo lo que crea conveniente para su formación ESTÉ O NO ESTÉ en un Real Decreto educativo reescrito por cuatro monos que tiene la Consejería "trabajando". Porque los contenidos, objetivos, competencias y destrezas así como adecuación de la edad BIOLÓGICA con la adquisición de los conocimientos, la pongo yo en mi Casa, que es mi Centro de Educación Infantil, en mi aula, que es la habitación de Olaya y con mi maestra, servidora cualificada para servirles.

Todo esto se debe a que no voy a dejar de aprovechar la oportunidad de estos años maravillosos donde el cerebro crece de forma explosiva hasta los 6 años hasta "cerrarse". Crearé las conexiones cerebrales a través de estímulos, así como creé con ayuda de su padre a este ser tan amado como es mi hija.

Espero que este 2014 me enseñe a ser mejor persona y docente para poder superar los muros que encarcelan al conocimiento y estrangulan a lo inesperado.

¡¡¡¡FELIZ 2014!!!!


sábado, 9 de noviembre de 2013

Es por la mañana, recién despierta, Olaya escucha desde su cuna el compositor del mes George Bizet, mientras tanto garabatea en una libreta o se recuesta para estar más cómoda según lo que le apetezca.
Comienza el día, un día lleno de momentos estimulantes y novedosos para mi pequeña ya de 20 meses.
Y pienso, en el desconocimiento sobre el tema en otros padres, y no solo eso, el modelo de crianza que la sociedad ha ido transformando al hilo de las circunstancias.

Este modelo de crianza ha apartado a las madres de los hijos, aparcándolos en guarderías, canguros, actividades extraescolares y familiares más cercanos. Desapareciendo de este modo en los primeros años de vida tan importantes para el ser humano, el calor que sólo una madre puede transmitir. Y lo siento por los padres pero la naturaleza es así, no la he inventado yo.

Me refiero a ese calor en el sentido figurado y complejo de la palabra: confianza, atención, respeto, protección, amor... y sobretodo la imitación por la cual aprenden como grandes supervivientes, para adaptarse a un medio inseguro, inhóspito y lleno de barreras antiestimulantes para el desarrollo del bebé.
Es lo que Glenn Doman, E. Suziki, Francisco Kovacs y otras figuras relacionadas con la Estimulación temprana desde varias disciplinas describen en sus escritos: la filosofía del lenguaje materno, la imitación y la repetición.
Y vuelvo a la desinformación de los padres que delegan la educación y formación de sus hijos a la sociedad carente de valores, un lugar lleno de malos ejemplos a imitar, un entorno no muy propicio a la superación, al aprendizaje. Sin llegar a describir nuestro sistema educativo y más, porque si fueran conscientes de la situación actual estaríamos hablando de otro país.

Esta reflexión me lleva a dos caminos: uno el de compartir  las experiencias de este viaje por la Estimulación temprana y otro, el de crear un punto de información y encuentro de padres que estén desarrollando estas tareas y quieran intercambiar opiniones y ayudarse.
 Así como aquellos que se vean con las riendas en las manos a la hora de educar y formar a sus hijos y aprovechar los primeros años como si fueran los últimos. A esos valientes que se atrevan a nadar contracorriente, como lo llevo haciendo hasta ahora, les animo a participar en este camino en el que la siembra dará el mejor de sus frutos.
A partir de ahora el punto de encuentro será en http://neuropadrestimulantes.blogspot.com.es/


sábado, 26 de octubre de 2013

En el camino de la estimulación: los números conocidos


Desde los primeros meses Olaya veía dibujos educativos tipo "Baby Enstein" y demás... más adelante hace poco de un par de meses, mi pequeña tiene ahora 19, empecé con la enseñanza de los números.
Seguí el procedimiento de la teoría de los conjuntos por lo que no conocía el símbolo sino el contenido.
Un día le compré un juego de madera con los números del 0 al 9 para que los insertara en los huecos, y yo como madre probona que soy, empecé a jugar al juego de ¿Donde está?.
 ¿Qué pensáis que sucedió? ¿los acertó o cogió cualquiera al azar?

Perpleja me quedé cuando cogió el uno y consecutivamente los que les pedí. Pero la cosa, extremadamente abrumadora, no queda ahí, cuando le pregunto en inglés sucedía lo mismo. Los identificaba todos en los dos idiomas. (Esta mención, merece otra entrada).

Lo mismo ocurre con las tarjetas de puntos o números, si le pides tal número lo reconoce. Pues bien relatado los hechos, me acordé de las lecturas que realizaba sobre la estimulación temprana y las explicaciones sobre el fin de la misma: crear redes de conexiones, autopistas de información que se van conectando. Yo incrédula como cualquier madre o padre que desconoce el tema, no tomaba muy en serio la creación de tales conexiones ni la asimilación de conocimientos tan rápida. Su fuente primeriza de información fueron esos vídeos que sentada en su maquita veía y hace poco los vimos de nuevo y.... ahí estaban los números: en conjunto y símbolo.

Además posee una capacidad de concentración y atención extensa, y es predispuesta a conocer cosas nuevas, por lo que su curiosidad sigue pidiendo más juego y conocimiento.
¡Pero no solo es eso, ha sido capaz de asimilar los conocimientos numéricos y sumarlos a dos idiomas!
Por lo que demuestra deducción y asimilación de información con tan solo un año y medio de vida.

Escribo a modo de reflexión tales avances porque estoy recogiendo la siembra del comienzo y los resultados son excepcionales.
Cada día estoy expectante, esperando que me enseñe algo nuevo por lo que aprendo más de esta aventura tan hermosa que me hace compartir su desarrollo y disfrutarlo cada día.

Os dejo unos enlaces:

Baby Einstein: guardería de números

http://www.youtube.com/watch?v=elQtkZBpVrg

viernes, 3 de mayo de 2013

Fábula del día


Felix María Samaniego

Escritor español, famoso por sus Fábulas morales. Junto con Tomás de Iriarte es considerado el mejor de los fabulistas españoles.
Publicadas en 1784, las Fábulas morales recogen un total de 157 composiciones, distribuidas en nueve libros y precedidas de un prólogo. Fueron compuestas para los alumnos del Colegio de Vergara, en cuya labor pedagógica colaboraba. 
Su intención está dentro del carácter didáctico de la literatura neoclásica e ilustrada y respondía a la máxima estética de instruir deleitando. Debieron de influir en la elección del género sus conocimientos de la literatura francesa, en especial de La Fontaine, aunque Samaniego no es un mero traductor, sino que actualiza la materia tradicional desde las fuentes clásicas (Esopo y Fedro), aumenta los datos explicativos y dramatiza las escenas en relación con la función didáctica que pretende.

Imagen ampliada


El congreso de los ratones

Desde el gran Zapirón, el blanco y rubio, que después de las aguas del diluvio fue Padre universal de todo gato, ha sido Miauragato quien más sangrientamente persiguió a la infeliz ratona gente. 
Lo cierto es que, obligada de su persecución la desdichada, en Ratópolis tuvo su Congreso. Propuso el elocuente Roequeso echarle un cascabel, y de esa suerte al ruido escaparían de la muerte. 
El proyecto aprobaron uno a uno, ¿quién lo ha de ejecutar?, eso ninguno. «Yo soy corto de vista. -Yo muy viejo.- Yo gotoso», decían. El Concejo se acabó como muchos en el mundo. 
Proponen un proyecto sin segundo: lo aprueban: hacen otro. ¡Qué portento!, pero ¿la ejecución? Ahí está el cuento.



Moraleja... ¿a qué me suena esto?


ENLACES



jueves, 2 de mayo de 2013

Cuento del día: "El almohadón de plumas" H.Quiroga










Hoy presentamos al maestro del cuento hispanoamericano:

Horacio Quiroga

 

El almohadón de plumas

Su luna de miel fue un largo escalofrío. Rubia, angelical y tímida, el carácter duro de su marido heló sus soñadas niñerías de novia. Ella lo quería mucho, sin embargo, a veces con un ligero estremecimiento cuando volviendo de noche juntos por la calle, echaba una furtiva mirada a la alta estatura de Jordán, mudo desde hacía una hora. Él, por su parte, la amaba profundamente, sin darlo a conocer.


Durante tres meses -se habían casado en abril- vivieron una dicha especial.Sin duda hubiera ella deseado menos severidad en ese rígido cielo de amor, más expansiva e incauta ternura; pero el impasible semblante de su marido la contenía siempre.La casa en que vivían influía un poco en sus estremecimientos. La blancura del patio silencioso -frisos, columnas y estatuas de mármol- producía una otoñal impresión de palacio encantado. Dentro, el brillo glacial del estuco, sin el más leve rasguño en las altas paredes, afirmaba aquella sensación de desapacible frío. Al cruzar de una pieza a otra, los pasos hallaban eco en toda la casa, como si un largo abandono hubiera sensibilizado su resonancia.


En ese extraño nido de amor, Alicia pasó todo el otoño. No obstante, había concluido por echar un velo sobre sus antiguos sueños, y aún vivía dormida en la casa hostil, sin querer pensar en nada hasta que llegaba su marido.No es raro que adelgazara. Tuvo un ligero ataque de influencia que se arrastró insidiosamente días y días; Alicia no se reponía nunca. Al fin una tarde pudo salir al jardín apoyada en el brazo de él. Miraba indiferente a uno y otro lado. De pronto Jordán, con honda ternura, le pasó la mano por la cabeza, y Alicia rompió en seguida en sollozos, echándole los brazos al cuello. Lloró largamente todo su espanto callado, redoblando el llanto a la menor tentativa de caricia. 

Luego los sollozos fueron retardándose, y aún quedó largo rato escondida en su cuello, sin moverse ni decir una palabra.Fue ese el último día que Alicia estuvo levantada. Al día siguiente amaneció desvanecida. El médico de Jordán la examinó con suma atención, ordenándole calma y descanso absolutos.-No sé -le dijo a Jordán en la puerta de calle, con la voz todavía baja-. Tiene una gran debilidad que no me explico, y sin vómitos, nada... Si mañana se despierta como hoy, llámeme enseguida.


Al otro día Alicia seguía peor. Hubo consulta. Constatóse una anemia de marcha agudísima, completamente inexplicable. Alicia no tuvo más desmayos, pero se iba visiblemente a la muerte. Todo el día el dormitorio estaba con las luces prendidas y en pleno silencio. Pasábanse horas sin oír el menor ruido. Alicia dormitaba. Jordán vivía casi en la sala, también con toda la luz encendida. Paseábase sin cesar de un extremo a otro, con incansable obstinación. La alfombra ahogaba sus pasos. A ratos entraba en el dormitorio y proseguía su mudo vaivén a lo largo de la cama, mirando a su mujer cada vez que caminaba en su dirección.


Pronto Alicia comenzó a tener alucinaciones, confusas y flotantes al principio, y que descendieron luego a ras del suelo. La joven, con los ojos desmesuradamente abiertos, no hacía sino mirar la alfombra a uno y otro lado del respaldo de la cama. Una noche se quedó de repente mirando fijamente. Al rato abrió la boca para gritar, y sus narices y labios se perlaron de sudor.-¡Jordán! ¡Jordán! -clamó, rígida de espanto, sin dejar de mirar la alfombra.Jordán corrió al dormitorio, y al verlo aparecer Alicia dio un alarido de horror.-¡Soy yo, Alicia, soy yo!Alicia lo miró con extravió, miró la alfombra, volvió a mirarlo, y después de largo rato de estupefacta confrontación, se serenó. Sonrió y tomó entre las suyas la mano de su marido, acariciándola temblando.


Entre sus alucinaciones más porfiadas, hubo un antropoide, apoyado en la alfombra sobre los dedos, que tenía fijos en ella los ojos.Los médicos volvieron inútilmente. Había allí delante de ellos una vida que se acababa, desangrándose día a día, hora a hora, sin saber absolutamente cómo. En la última consulta Alicia yacía en estupor mientras ellos la pulsaban, pasándose de uno a otro la muñeca inerte. La observaron largo rato en silencio y siguieron al comedor.-Pst... -se encogió de hombros desalentado su médico-. Es un caso serio... poco hay que hacer...-¡Sólo eso me faltaba! -resopló Jordán. Y tamborileó bruscamente sobre la mesa.Alicia fue extinguiéndose en su delirio de anemia, agravado de tarde, pero que remitía siempre en las primeras horas. Durante el día no avanzaba su enfermedad, pero cada mañana amanecía lívida, en síncope casi. Parecía que únicamente de noche se le fuera la vida en nuevas alas de sangre. Tenía siempre al despertar la sensación de estar desplomada en la cama con un millón de kilos encima. Desde el tercer día este hundimiento no la abandonó más. Apenas podía mover la cabeza. No quiso que le tocaran la cama, ni aún que le arreglaran el almohadón. Sus terrores crepusculares avanzaron en forma de monstruos que se arrastraban hasta la cama y trepaban dificultosamente por la colcha.


Perdió luego el conocimiento. Los dos días finales deliró sin cesar a media voz. Las luces continuaban fúnebremente encendidas en el dormitorio y la sala. En el silencio agónico de la casa, no se oía más que el delirio monótono que salía de la cama, y el rumor ahogado de los eternos pasos de Jordán.Alicia murió, por fin. La sirvienta, que entró después a deshacer la cama, sola ya, miró un rato extrañada el almohadón.-¡Señor! -llamó a Jordán en voz baja-. En el almohadón hay manchas que parecen de sangre.Jordán se acercó rápidamente Y se dobló a su vez. Efectivamente, sobre la funda, a ambos lados del hueco que había dejado la cabeza de Alicia, se veían manchitas oscuras.-Parecen picaduras -murmuró la sirvienta después de un rato de inmóvil observación.-Levántelo a la luz -le dijo Jordán.La sirvienta lo levantó, pero enseguida lo dejó caer, y se quedó mirando a aquél, lívida y temblando. Sin saber por qué, Jordán sintió que los cabellos se le erizaban.-¿Qué hay? -murmuró con la voz ronca.-Pesa mucho  -articuló la sirvienta, sin dejar de temblar.Jordán lo levantó; pesaba extraordinariamente. Salieron con él, y sobre la mesa del comedor Jordán cortó funda y envoltura de un tajo. Las plumas superiores volaron, y la sirvienta dio un grito de horror con toda la boca abierta, llevándose las manos crispadas a los bandós. Sobre el fondo, entre las plumas, moviendo lentamente las patas velludas, había un animal monstruoso, una bola viviente y viscosa. Estaba tan hinchado que apenas se le pronunciaba la boca.


Noche a noche, desde que Alicia había caído en cama, había aplicado sigilosamente su boca -su trompa, mejor dicho- a las sienes de aquélla, chupándole la sangre. La picadura era casi imperceptible. La remoción diaria del almohadón había impedido sin duda su desarrollo, pero desde que la joven no pudo moverse, la succión fue vertiginosa. En cinco días, en cinco noches, había vaciado a Alicia.


Estos parásitos de las aves, diminutos en el medio habitual, llegan a adquirir en ciertas condiciones proporciones enormes. La sangre humana parece serles particularmente favorable, y no es raro hallarlos en los almohadones de pluma.

miércoles, 1 de mayo de 2013

Poema del día para todos los trabajadores


Desde EstudioLector valoramos que esta situación crítica 

actual conecta con la poesía de Gabriel Celaya, que según 

la publicación de la revista "Gibralfaro" de Francisco 

Morales, el poeta desde un compromiso histórico-social, 

empleó la poesía como un instrumento de reivindicación 

benéfico y transformación del statu quo del momento: la 

poesía como arma cargada de futuro, la poesía para 

transformar la sociedad.  

Gabriel Celaya se consideraba un obrero del verso, 

valoren ustedes con la lectura siguiente.







LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO 



Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,fieramente existiendo, ciegamente afirmado,como un pulso que golpea las tinieblas,cuando se miran de frentelos vertiginosos ojos claros de la muerte,se dicen las verdades:las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.


Se dicen los poemasque ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,piden ser, piden ritmo,piden ley para aquello que sienten excesivo.


Con la velocidad del instinto,con el rayo del prodigio,como mágica evidencia, lo real se nos convierteen lo idéntico a sí mismo.


Poesía para el pobre, poesía necesariacomo el pan de cada día,como el aire que exigimos trece veces por minuto,para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.


Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejandecir que somos quien somos,nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.Estamos tocando el fondo.


Maldigo la poesía concebida como un lujocultural por los neutralesque, lavándose las manos, se desentienden y evaden.Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.


Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufreny canto respirando.Canto, y canto, y cantando más allá de mis penaspersonales, me ensancho.


Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,y calculo por eso con técnica qué puedo.Me siento un ingeniero del verso y un obreroque trabaja con otros a España en sus aceros.


Tal es mi poesía: poesía-herramientaa la vez que latido de lo unánime y ciego.Tal es, arma cargada de futuro expansivocon que te apunto al pecho.


No es una poesía gota a gota pensada.No es un bello producto. No es un fruto perfecto.Es algo como el aire que todos respiramosy es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.


Son palabras que todos repetimos sintiendocomo nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.






Según el artículo de la revista de Crítica Literaria, Gabriel Celaya pensaba que el poeta debía ser un portavoz de los demás, considerados como sus compañeros, y el poema debía ser entendido como algo que los demás escribirían y entenderían: la gente debe hacer suyos los poemas porque el poeta siente lo ajeno como lo propio. 

El acto poético, por tanto, sólo se produce cuando el lector que está leyendo unos versos los considera como propios y como tal los podría haber escrito. El poeta social debe sentirse el uno con el otro porque piensa que la poesía eres tú, lector. Eso es la poesía social.

El pensamiento en el lector como un instrumento fundamental. Y, entre los grandes guías de esta línea de pensamiento, debe situarse también la poesía de Antonio Machado, uno de los grandes maestros, una bandera estética, una poesía lisa, llana, sencilla, directa, que busca a la persona, como le gustaba a Celaya, que lo consideró siempre uno de sus maestros. Pero también en su poesía está presente Bécquer y San Juan de la Cruz, de quien afirmó que fue uno de los mejores poetas de la literatura española.


ENLACES



http://www.gabrielcelaya.com/